Definitivamente, con cada paseo, se reafirman las razones para seguir asistiendo

Playa Nudista: Se reafirman las razones para seguir asistiendo

La organización, y quienes conformamos éste maravilloso grupo, seguimos creciendo como familia. Pienso que es por eso que se mantiene la hermandad, la humildad, el respeto, la solidaridad, la buena vibra y la energía, como la que surgió al momento de disfrutar del sol, la playa, de la sesión de yoga y las fotos de Guillermo, en la que muchos participamos, de quienes “caminaron la cuerda floja”, de los que jugaron con sus raquetas, de quienes simplemente disfrutaron del compartir y las charlas sentados en la arena, de disfrutar el calor de la fogata de Fernando, que estuvo lista a muy buena hora, para librarnos de los mosquitos.

En ésta oportunidad, contamos con la grata visita de la madre de nuestra compañera y amiga Leudith, así como también la participación de nuevos integrantes como lo fueron Mariela y Alejandra, con sus niños, y otros también muy simpáticos, de los cuales sus nombres no recuerdo en estos momentos.

La noche del sábado fue un espectáculo, en el que las estrellas se reunieron en el cielo, para disfrutar de quienes cantaban en la playa, y de quienes disfrutaban de la paz y la tranquilidad en la orilla. A falta de luna, estaban las estrellas, la fogata y el caminito de velas que estuvo a cargo de Johnnie.

Quedamos muy agradecidos por los cuidados y las atenciones de Yatexsis, quien se convirtió en madre de muchos de nosotros…

También agradecidos con Malena, quien nos brindaba “calor de hogar” con cada cafecito… y extrañando a Tico y su hermosa familia, que esperemos estén pronto de regreso…

La mañana del domingo fue muy fresca, gracias a la llovizna de la noche. Quienes acampamos, amanecimos muy felices por estar allí nuevamente. Comenzar un nuevo día en la playa con Nudistas Venezolanos es mágico. Despertamos cargados de alegría y, con ese entusiasmo, recogimos los campamentos, para aprovechar mejor el día de la partida.

Desembarcar en Chuspa y seguir contando con la solidaridad del grupo, hace que la despedida sea emotiva, pero satisfactoria.

Siempre nos despedimos con la promesa de asistir a los próximos paseos y volver a vernos desnudos en la playa.

Para mi, todo esto es un Gran Tesoro. Sigo estando inmensamente agradecido con todos, en especial con Vivian, Carlos y su hija, quienes hace un par de años compartieron su tesoro conmigo.

 

Atte. Davienrique

Fotos: @guillermotorres

La sorpresa ante lo natural

Quiero agradecer la oportunidad que me brindaron este fin de semana, creo que es una experiencia que debe vivirse y compartirse, en la medida de lo posible.

Para los que quieran hacerlo y todavía no dan el primer paso, les comento que lo más impactante fue llegar a la playa. Pero, una vez estando allí, uno termina dándose cuenta de lo natural que es la desnudez, y la confianza que se respira en el lugar. Creo que es el único sitio donde se da por sentado ese nivel de convivencia y seguridad, de compartir.

Siempre hay alguien pendiente de qué hace falta, en qué se puede ayudar. Un ambiente de completa colaboración. Al final, uno se percata de la cantidad de basura que nos meten en la cabeza, y de lo ideal que sería que la sociedad llegara a un nivel de convivencia como el que experimenté este fin de semana.

Además, ver la noche estrellada y dormir con el sonido del mar… Uno ante la majestuosidad, ante lo infinito.

Gracias nuevamente a los organizadores por hacer posible encuentros como este… :)

Mariela.

Mi Despedida de Nudistas Venezolanos

Jóvenes en la Playa Nudista de Venezuela

Les escribo para despedirme de todas las personas que conocí en el grupo.

La semana que viene viajo, con el favor de Dios. Espero que pase mucho tiempo antes de volver.

Quiero agradecerle a todos por tan bonito compartir. Fui  muy feliz compartiendo con todos ustedes, rodeados de paz, tranquilidad, simpáticas conversaciones, comidas sentados como niñitos en la arena. Me encantó ver a familias completas simplemente jugar y pasar el día relajados.

Ha sido una hermosa experiencia. La desnudez es lo de menos. Buscaba un grupo de personas hermosas con quienes compartir mi tiempo, y lo encontré con ustedes.

Espero que la sinceridad de intenciones de los miembros venideros, sea tan transparente como hasta ahora, para que el grupo permanezca ameno, feliz, apto para todo publico.

Los quiero mucho, les agradezco desde el fondo de mi corazón todoooos los hermosos momentos que me dieron. Fui muy feliz en compañía de todos ustedes. Me llevo en el corazón estos recuerdos, que me servirán cuando esté lejos y sienta nostalgia del hogar.

Recuerden que muchas de las mejores cosas de la vida son gratis. Lo que han logrado construir con este grupo, es una de las mejores cosas de la vida.

Mis mas sinceros deseos de prosperidad para todos. Que Dios los acompañe siempre. Que sigan con tan buena disposición.

Los quiero mucho, un abrazo inmenso a todos.

Nancy J.

Reencuentro con mi hermosa playa nudista y con mi gente de Nudistas Venezolanos

Playa Nudista Venezuela

Reencontrarme nuevamente con mi hermosa playa nudista y con mi gente de Nudistas Venezolanos, hizo que florecieran mis emociones de alegría, buena energía y felicidad. Más aún conocer nuevos miembros que, además, son muy jóvenes y comparten nuestra filosofía naturista de manera categórica y respetuosa.

Los nuevos miembros de la organización son excelentes personas, disfrutaron a plenitud de las maravillas naturales que brinda nuestra playa y, además, compartieron con todos momentos extraordinarios donde abordó la felicidad.

Nuestro equipo de lancheros, con la cordialidad que los caracteriza, navegó con sabiduría sobre el inmenso mar, mientras nosotros disfrutábamos del hermoso paisaje de la costa.

Al arribar a la playa, acto seguido, fue deslastrar completamente toda vestidura que cubriera mi cuerpo y alma, estar al desnudo fue sentirme en libertad plena ante tanta belleza. Mi espíritu saltaba de emoción y la sonrisa en mi rostro dibujaba la felicidad que reinaba en todo mi ser.

El mar estuvo generoso y mostró su belleza transparente, desde el fondo hasta la orilla, donde las olas sutilmente besan la arena. Nadar sobre las olas y a través de ellas, es una sensación de frescura que nos hace sentir jóvenes.

Puntualmente llegó el pescadito frito, que muchos anhelábamos, y surgió un silencio de voces mientras comíamos, la melodía del mar fue el fondo musical del ambiente.

Al atardecer despedimos a nuestros valiosos amigos, que solamente fueron por un día y con felicidad salieron de la playa en perfecta armonía.

Mientras tanto nuestro Amigo Fernando armaba una gran fogata, instalamos cerca de ella la mesa de reunión, donde todos disfrutamos de la bebida espirituosa que une a la gente maravillosa: “El Astronauta”, en honor a nuestra amiga Giuly. Gracias a ella tenemos el secreto de la “UNIÓN FAMILIAR”.

Todos compartimos y cantamos, tuvimos una “degustación” de melodías líricas. Pues gracias a Gustavo y su novia, Luisa, disfrutamos de sus espectaculares voces, que alegraron nuestras almas y motivaron al resto a unirse al canto.

Llegó la noche y, entre el calor de la fogata y la frescura de la brisa marina, nos deleitamos con el brillo de las estrellas y la ligereza de la luna realmente espectacular… al pasar las horas todos con felicidad fuimos a abrazar a nuestro amigo Morfeo, para tener dulces sueños.

Al amanecer, después de saludarnos con mucho afecto, la mayoría recogieron las carpas para dejar todo listo, y nos dedicamos a compartir del mega desayuno. Entre panquecas, hallaquitas de maíz dulce, pancito, queso guayanés, la respectiva vitamina “CH” de Morris, cafecito en greca, carne, fondiú de chocolate con fresas, etc., nuestras barriguitas quedaron felices y contentas. Realmente un desayuno familiar.

Luego nos entregamos a disfrutar del tiempo en la playa y, al llegar puntualmente nuestros amigos lancheros, con nostalgia nos despedimos de nuestro mar y con la armonía de haber vivido, una vez más, la experiencia del nudismo en perfecta felicidad.

Quiero agradecer a los Coordinadores y especialmente a Jossept, que puso todo su empeño para que todo saliera bien… y así fue un extraordinario paseo con personas encantadoras.

Doy Gracias a Dios por estos momentos y por darme la oportunidad de pertenecer a esta prestigiosa Organización.

Cariños,  Leudith.

Mi Experiencia en la Playa con Nudistas Venezolanos

Nunca sé cómo empezar y con cual adjetivo describir estos maravillosos encuentros, no sólo por la belleza de la naturaleza sino por los excelentes amigos que hemos ido haciendo en cada paseo.

Este, como todos los anteriores, fue maravilloso: el clima estuvo espectacular, con un mar que se enaltecía por su color azul y verde, mostrando su transparencia y su grandeza con el reventar de las crestas en la orilla, que se agitaba al compás de la brisa y su agua cristalina.

El sábado, emocionante y movido, como siempre, nos dio los buenos días acompañado de un sol maravilloso y de un cielo completamente despejado, listo para reencontrar con alegría a todos los amigos que asistieron al paseo. Ya llegado al medía día, compartimos un pescado frito, que te hace añorarlo cuando regresas a casa.

Sentarme a mirar el horizonte, me dejaba un espectáculo de colores y me hacía sentir como en un estado de meditación donde se fundía mi respiración con un rato de paz.

Mi Experiencia en la Playa con Nudistas Venezolanos

Al caer la tarde, la despedida de los que se iban entre risas y abrazos porque no los quieres dejar ir, sumado a los comentarios de arrepentimiento porque deben volver a sus rutinas, y dejar atrás ese bienestar que nos llena.

Aunque muchos debieron regresar el mismo día, nos quedamos alrededor de 14 carpas bien distribuidas. La buena vibra nos llevó la noche y la playa se vistió del calor de las fogatas. Entre cantos y música amenizada por el sonido maravilloso de una guitarra con toques andaluces, de nuestro amigo Juan Carlos, y la acostumbrada iluminación decorativa de Jhonnie Team, nos sentamos alrededor de las mesas campaneando un maravilloso traguito y descorchando un sabroso vino.

Así estuvimos hasta entrada la madrugada, cuando ya cansados de tanta risa y alegría, todos fueron a darle las buenas noches a la almohada.

Yo me quedé sola un rato más, recostada en una silla y embelesada con las estrellas en su cielo bañado de oscuridad y tranquilidad. Es cuando dejas volar, no solo los pensamientos, sino también le abres paso a los sentimientos, uniéndome en uno solo con el sonar de las olas y el vaivén de la brisa, para acurrucarme después en un profundo sueño.

El domingo arrancó muy temprano con un sol esplendoroso y las tertulias de los mañaneros, todos arriba a preparar el desayuno para compartirlo con alegría.

La acostumbrada parrilla de chorizos y unos bollitos de pimentón de Morris, y Carmen ofreciendo el cafecito caliente y haciendo las arepas, que te remontan a los recuerdos de cuando eras un niño consentido.

Junto a los lancheros, quienes estuvieron sentados en nuestras mesas disfrutando de los manjares, formamos una familia espectacular

Al final llegó el momento de recoger nuestras carpas para la partida, no hay cabida para la tristeza, sólo para la alegría y hermandad. Todos colaboran para dejar nuestra playa limpia y, con mucho pesar, nos vestimos para zarpar de regreso.

No sé porqué, siempre soy la última en vestirme, pero me he dado cuenta que, al hacerlo, es como si me estuviera despojando de mi vestidura interna, dándole paso a un ser que no soy yo.

La salida fue un poco tempestuosa, por la agitación del mar la mañana del domingo. Pero, con mucha destreza y determinación, nuestros lancheros y sus marineros nos llevaron a puerto sanos y salvos, donde celebramos una vez más la alegría de vivir y compartir.

 

Me despido con el eslogan de nuestra organización,

 

¡¡ Nos Vemos Desnudos en la Playa !!

 

Any Tangerino.

 

Desnudos y Unidos por la Paz en Venezuela

Desnudos y Unidos por la Paz en Venezuela

 

Estamos viviendo uno de los momentos más tristes de la historia contemporánea de nuestro país, la división y el odio se están apoderando de todos.

En medio de esta situación, algunos miembros de Nudistas Venezolanos y el fotógrafo Guillermo “Koki” Torres decidimos reunirnos en el Cerro El Volcán, en La Unión, Municipio El Hatillo, para realizar las fotos que acompañan a este artículo, las cuales luego fueron publicadas en las redes sociales bajo el título ”Desnudos y Unidos por la Paz en Venezuela”.

Muchas personas nos preguntan, ¿Qué nos motivó en participar?

La respuesta es muy sencilla: ¡¡ El orgullo de ser venezolanos !!

Nuestra organización sintió la necesidad de manifestar y dar a conocer que, a través de nuestra actividad, podemos despojarnos de esos clichés socio-políticos y demostrar que en la DESNUDEZ todos somos iguales.

Es como volver al origen de lo natural, liberándonos de los factores que han provocado esta realidad, para demostrar que los venezolanos podemos vivir y compartir como hermanos, más allá de nuestras preferencias y diversidad de pensamientos.

La clave de todo es el RESPETO, en todo los sentidos.

Estas fotos son un pequeño aporte que hacemos a nuestra Venezuela. Su objetivo es reflexionar sobre el hecho de que SI es posible conseguir la PAZ y la FELICIDAD que tradicionalmente han caracterizado a nuestro país. Que debajo de este cielo y de nuestra bandera, cabemos todos.

Debemos DESNUDARNOS, de cuerpo y ALMA, para lograr la tolerancia que nos llevará a la verdadera PAZ, venciendo los miedos que todos sentimos.

Es tiempo de abrazarnos como hermanos y expulsar la violencia de nuestros corazones.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

——–

ACTUALIZACIÓN:

Como se observa en la siguiente captura de pantalla, el día 19/03/2014 Facebook censuró varias de las fotos de #DesnudosPorLaPazEnVenezuela

Facebook censura desnudos por la paz

 

¿Qué puedo decir yo de este paseo?

Paseo en playa nudista en Venezuela

Para mí es la entrega completa a la relajación y la paz. No sólo disfrutando de nuestra maravillosa naturaleza, sino también de la compañía sincera de quienes asistieron. Aunque no fuimos muchos, somos concentrados.

Para mí fue toda una aventura. Empezando que baje desde Caracas en taxi y que Chuspa nos recibió con tremendo palo de agua, asustándonos que no mejorara el tiempo. Además sólo estábamos la flaca Eve y yo.

No nos achicopalamos y nos fuimos solas a disfrutar nuestro fin a la playa. Armamos nuestra carpa-mansión y nos tiramos a beber y a hablar pajita en la arena, donde nos agarró una hermosa noche clarita. Sin luz, sólo teníamos como compañeras a las estrellas.

El sábado estuvo divino, con un sol resplandeciente y la compañía de más integrantes del grupo. Mil disculpas por no poner los nombres, pero igual lo pasamos divino, compartiendo alrededor de una hermosa fogata y oyendo a la cantante con una voz preciosa.

El domingo tempranito a recoger, con todo el dolor de mi alma, ya que me cuesta horrores tener que vestirme jajaja. Pero Eve tenía su vuelo a Maracaibo las 4 y debíamos regresar.

Nos despedimos entre besos y abrazos, y zarpamos rumbo a Chuspa. Nos tocó ir hasta el aeropuerto en un camión jajaja, porque el taxi nos embarcó.

Pero no importa, llevaba dentro de mí la alegría de haber disfrutado de un fin de semana maravilloso. No importa como llegue o en qué me regrese, siempre será fantástico.

Por hoy los dejo, con un fuerte abrazo, y espero verlos a todos en el próximo paseo.

Besos y bendiciones,

ANY.