Comentarios Recientes

Marilú va a la Playa Nudista “escondida” de sus Hijos

 

Madre en Nudistas Venezolanos

 

Un día mi esposo me dice: vístete que vamos a una cita, en el carro te cuento.

Me vino a buscar y en el trayecto me dijo: es una entrevista con un miembro de una asociación de nudistas.

Alguna vez habíamos fantaseado con ir a una playa donde se practicara el nudismo, lo que no pensé es que la tuviéramos aquí, en Venezuela. ¡¡¡ A nuestro alcance !!!

Fui llena de expectativas, con cierto nerviosismo, algo nuevo, fuera de lo “tradicional”, pero excitante. Toda una aventura desde ese mismo momento.

La entrevista fue con Antonio, ¡¡¡Encantador!!! La verdad es que desde el  primer instante hubo empatía. Quedamos en que se nos avisaría para el próximo paseo.

Ese gran día llego, ¡¡¡susto!!! ¡¡Muchas interrogantes!! ¿Me atrevería? Nunca me había desnudado en público, ¿¿mis hijos qué dirían??

Cuando llegamos encontramos un grupo de personas, todas desnudas y muy amables, que nos ayudaron a desembarcar. No conocíamos a nadie, pero todos nos esperaban, nos saludaron súper amigables.

Rafa, apenas nos instalamos, se desnudó sin ningún problema, como sí lo hubiera hecho siempre. Yo aún no me animaba hacerlo, observaba a ver si veía alguna mirada picaresca, pero no la encontré, ¡¡¡todos súper naturales, amables!!!

Me fui quitando poco a poco la ropa, me quede en topless, pero nadie se percató. Luego Rafa me dijo “Vamos a meternos al mar, ¿por qué no te quitas el resto?”. Así lo hice, ¡¡¡ la experiencia fue maravillosa !!!

Sentir el mar, las olas, sin estar pendiente de nada, ¡una libertad increíble!

En la noche fuimos a la posada y allí compartíamos con los demás compañeros de aventura, conociéndonos un poco más, realmente me sentía tan cómoda como sí los conociera de mucho tiempo. ¡¡¡¡La pasamos muy muy bien!!!!

Al llegar a casa, mis hijos, los dos mayores de edad, nos preguntaron cómo nos había ido en la playa. Les conté nuestra aventura, ellos no se imaginaban en lo que andábamos. ¡¡Tomás se reía!! Comentó: “¡¡Que locos!!”,  lo tomó muy natural, me dijo “¡¡¡para la próxima me anoto!!!”.

Susy un poco más crítica, más cuestionadora, con más preguntas, (¡a veces se invierten los papeles!, nuestros  hijos se convierten un poco en nuestros padres).

Aprovechando el comentario de Tomás, les invitamos para el próximo paseo.

¡Así lo hicimos!, nos fuimos los cuatro, ellos con las mismas expectativas que habíamos tenido nosotros en nuestro primer día.

Para sorpresa de nosotros, apenas nos instalamos en la playa, Susy se desnudó como si lo hubiera hecho siempre, sin pensarlo mucho.

Tomás fue más lento pero, en un rato, ya estaba desnudo, intentando subir la montaña para conocer el otro lado de la playa, ¡¡todo un Robinson Crusoe!!

Desde ese día en adelante fuimos muchas veces los cuatro.

Hoy día, muchos años después, seguimos yendo a nuestra playa con nuestros amigos, con los que tenemos lazos fuertes, constantes, de mucho respeto y amor.

Marilú.

 


 

Este relato forma parte de la serie dedicada al Día de las Madres. Anteriormente publicamos el de Giuly, quién es madre de un niño “especial”, y, en las próximas semanas, publicaremos el de Margarita, quien comparte con su hijo mientras recuerda a su madre.

 

10 comments to Marilú va a la Playa Nudista “escondida” de sus Hijos

Deja un comentario