Comentarios Recientes

Relato de la Primera Experiencia de una Madre “Especial” en Nudistas Venezolanos

 

nudismo-venezuela-madre-especial

Continuamos nuestra serie, iniciada la semana pasada, dedicada al Día de las Madres en Nudistas Venezolanos, compartiendo con Uds. la experiencia de Giuly, en su primera visita a una playa nudista:

La primera vez que fui a la playa, lo hice invitada por una pareja de grandes amigos. Mi amistad con ellos proviene de un hecho que, más que como amigos, nos une como hermanos, como familia.

Tenemos la dicha de tener como hijos a unos niños “especiales“, los cuales nos llenan la vida de alegrías, sorpresas, lágrimas, emociones; todo un sube y baja emocional, que nos permite crecer como seres humanos y nos permite elevar nuestro espíritu a otro nivel.

En mi caso particular, como buena “madre especial” que soy, estoy sumamente atenta a todo lo que ocurre alrededor de mis niños, pues tenemos las garras siempre listas a cualquiera que se pueda atrever a “ver mal a nuestros pequeños cachorritos”

Ese primer día que pisé la playa fue para mí toda una experiencia trascendental. Pues, en serio, en ningún lugar al que he ido me he sentido tan cómoda y bien acogida como en nuestra hermosa playa y, sobre todo, con nuestra maravillosa gente (que es lo que realmente tiene valor en Nudistas Venezolanos).

A mis pequeños, Diego y Leo, los abrazaron con el corazón abierto, les dieron amor, los atendieron, los mimaron, los cuidaron, los vigilaron, los consintieron … Como si los conocieran de toda la vida …

Por primera vez sentí que estaba en un sitio donde las mamás somos mamás “compartidas”, pues los hijos de Nudistas Venezolanos son de todos …

Sé que tranquilamente puedo disfrutar de un rato para “mi relax“, pues allí hay muchos ojos pendientes de mis niños, y eso es como un código, una regla, es algo más bien intrínseco que inconscientemente todos hacemos … Nos convertimos en papás y mamás de todos los niños que están en la playa … (Incluso aquellos que no tienen hijos propios, se convierten en excelentes padres). Nunca falta el que les pone más protector, el que se baña con los niños, el que les da de comer o beber …

Y saben qué es lo mejor de todo, que la gente de Nudistas Venezolanos es tan “especial” que no hay preocupación que opaque el momento, pues todos colaboran, y todos, de un modo u otro, nos conocemos y sentimos la confianza de sentirnos como en familia.

Los niños se sienten libres y al natural, saben que a donde se muevan siempre hay alguien con una sonrisa que los recibe, se sienten libres porque los papas los podemos dejar libres. ¡¡¡¡¡ eso no tiene precio !!!!!!

Nudistas Venezolanos es lo mejor que nos ha pasado en la vida, pues se han convertido en parte de nuestra familia especial y siempre estaremos agradecidos por todo.

Los queremos con todo el corazón José, Giuly, Diego y Leo.

¡¡¡¡ Gracias por abrirnos las puertas !!!!

Las próximas semanas les presentaremos los relatos de Marilú (que asistió su primera vez “escondida” de sus hijos) y Margarita (que comparte con su hijo mientras recuerda a su madre).

 

Mayo: Mes de las Madres en Nudistas Venezolanos

Nudistas Venezolanos

 

El Día de la Madre es uno de los eventos mas importantes del año para Nudistas Venezolanos:

Las madres, como eje central de las familias, son la base de la sociedad, y las principales formadoras y educadoras de las próximas generaciones. Su participación es indispensable para el buen funcionamiento de organizaciones, como la nuestra, que buscan rescatar la costumbre de compartir en familia y con otras familias.

Cada año les hacemos un homenaje en “nuestra” playa.

Este año decidimos hacerlo también en la Web. Para ello hemos recopilado varios relatos, que les presentaremos en las próximas semanas.

 

Hoy les dejamos con las palabras que Norma le dedica a las madres en su día:

Desde hace 7 años o más formo parte de la familia de Nudistas Venezolanos.

Si, somos una familia y, como en toda familia grande, hay algunos más afines que otros, pero, como en toda gran familia, nos queremos y respetamos, nos aceptamos y compartimos en un ambiente familiar.

La consigna es salud espiritual y física. No caemos en excesos. Prevalece la buena vibra, como dice uno de los Coordinadores.

Yo soy mamá, pero mis hijos, adultos ya, no han querido compartir conmigo esta hermosa experiencia. Aunque son adultos, son muy jóvenes, y tienen sus inseguridades y pudor propio de la edad, o ¿quién sabe?, tal vez nunca practiquen el nudismo, ojalá que sí.

Yo no comencé joven y debo decir que conseguí, finalmente, la verdadera aceptación de mi cuerpo, a través de admirar la hermosa armonía que descubrí en el cuerpo humano: el gordo, el flaco, el alto o bajo, rechoncho o filistrín, con celulitis o sin ella. Existe una hermosa armonía en el cuerpo, en consecuencia, yo poseo esa hermosura también.  

Una cálida comprensión de mi cuerpo me llenó el alma y ya nunca me abandonó.

A esta experiencia maravillosa convidé a mi mamá, sin ningún reparo me acompañó y me sigue acompañando, lo disfruta muchísimo, eso me llena tremendamente.

Aquí encontré amigos y amigas para siempre.

Debido al Día de la Madre, quiero dedicar esta reseña a todas las madres del grupo y a todos esos hijos que las acompañan en la playa.

Tal vez no nos demos cuenta, pero compartir esta actividad juntos acerca el alma de las personas. Las madres con sus hijos, sin duda, disminuyen la brecha que comunicacionalmente les separa. Se auspicia la sana conversación y compartimiento de opiniones, que en otros escenarios no sería posible llevar a cabo con total distención.

Cada uno se muestra tal cual es. El hecho de quitarnos la ropa y mostrar nuestro cuerpo sin aditamentos, que disimulen algo que no nos gusta (glúteos, piernas, etc.), surte un efecto similar desde el punto de vista psicológico. No adoptamos falsas posturas para agradar o impresionar a otro, nos mostramos tal cual somos, y eso mismo ocurre en las relaciones madre-hijos.

Por eso que creo importante que esta experiencia sea vivida en familia, pues ayuda muchísimo a sanear y mejorar las relaciones en beneficio de quienes la viven.

Como hija me siento afortunada y, como madre, paciente y amorosamente, espero que algún día, la experiencia se dé mis hijos.

¡¡¡¡¡¡¡ FELIZ DÍA A TODAS LAS MADRES DE NUDISTAS VENEZOLANOS !!!!!!!

 

Nos despedimos con un texto escrito por una de las abuelas que asisten regularmente a nuestros paseos:

El nudismo es una experiencia muy agradable, pues uno se siente libre, feliz y tranquilo.

Al estar completamente desnudos, es como sentir nuevamente cuando nacimos y llegamos a éste mundo.

Yo me siento muy bien al estar en contacto directo con la naturaleza, pues así recibo el calor del sol, la frescura del mar … Caminar sobre la arena … Compartir con los miembros del grupo, que son mi familia.

Me gusta estar con mi hija y mi nieta cuando vamos a la playa, y estar con todos ustedes.

Edith Osuna.

 

Las próximas semanas les presentaremos los relatos de Giuly (madre de un niño especial), Marilú (que asistió la primera vez “escondida” de sus hijos) y Margarita (que comparte con su hijo mientras recuerda a su madre).