¿Qué puedo decir yo de este paseo?

Paseo en playa nudista en Venezuela

Para mí es la entrega completa a la relajación y la paz. No sólo disfrutando de nuestra maravillosa naturaleza, sino también de la compañía sincera de quienes asistieron. Aunque no fuimos muchos, somos concentrados.

Para mí fue toda una aventura. Empezando que baje desde Caracas en taxi y que Chuspa nos recibió con tremendo palo de agua, asustándonos que no mejorara el tiempo. Además sólo estábamos la flaca Eve y yo.

No nos achicopalamos y nos fuimos solas a disfrutar nuestro fin a la playa. Armamos nuestra carpa-mansión y nos tiramos a beber y a hablar pajita en la arena, donde nos agarró una hermosa noche clarita. Sin luz, sólo teníamos como compañeras a las estrellas.

El sábado estuvo divino, con un sol resplandeciente y la compañía de más integrantes del grupo. Mil disculpas por no poner los nombres, pero igual lo pasamos divino, compartiendo alrededor de una hermosa fogata y oyendo a la cantante con una voz preciosa.

El domingo tempranito a recoger, con todo el dolor de mi alma, ya que me cuesta horrores tener que vestirme jajaja. Pero Eve tenía su vuelo a Maracaibo las 4 y debíamos regresar.

Nos despedimos entre besos y abrazos, y zarpamos rumbo a Chuspa. Nos tocó ir hasta el aeropuerto en un camión jajaja, porque el taxi nos embarcó.

Pero no importa, llevaba dentro de mí la alegría de haber disfrutado de un fin de semana maravilloso. No importa como llegue o en qué me regrese, siempre será fantástico.

Por hoy los dejo, con un fuerte abrazo, y espero verlos a todos en el próximo paseo.

Besos y bendiciones,

ANY.

8 comments to ¿Qué puedo decir yo de este paseo?

Deja un comentario