Comentarios Recientes

Erase una vez, cuando no nos avergonzaba la desnudez…

 

La Danza de Henri Matisse

 

Antes de que las principales religiones monoteístas generalizaran la vergüenza a la desnudez, los antiguos la practicaban como algo natural.

En la Grecia Antigua, los espartanos celebraban, entre los meses de julio-agosto, unas festividades religiosas en honor de Leto y de sus hijos (Apolo Pitio y Artemisa). En dicha celebración, los jóvenes espartanos realizaban bailes y ejercicios enteramente desnudos. Estos bailes se realizaban alrededor de las estatuas de los dioses homenajeados.

Los griegos veían la desnudez como algo natural, y realizaban muchos rituales sin ropa para honrar sus dioses, que a la vez, representaban fenómenos de la naturaleza. Sabemos que las mismas deidades eran representadas en estatuas, muchas veces, sin vestimenta. Los antiguos eran conscientes de  que lo natural estaba ligado a lo divino, y la desnudez era divina y natural.

El compositor francés  Erik Satie compuso, en 1888, una serie de piezas para piano llamadas Gymnopédies, en remembranza a esta práctica antigua.

Los invito a escuchar esta bella melodía, e imaginarse desnudos bailando en armonía con lo natural y divino.

 

 

Alejandro Orta
@alejorta

 

2 comments to Erase una vez, cuando no nos avergonzaba la desnudez…

  • Rolando Pozzi

    En teoria antes habia mas conflicto para presentarse desnudos, la mujer se ponia debajo de las sabanas y el hombre salia del baño en toalla y hacer el amor sin luz.

    Me gusta: Thumb up 0 Thumb down 0

  • Rubén

    Gracias Alejandro Orta, por el video Gymnopedies, al verlo me sentí transportado, ver esos hermosos paisajes de otoño e imaginar ver paseantes desnudos desplazándose y danzando la composición de Erik Satie.
    Hermoso, gracias.

    Me gusta: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario