Comentarios Recientes

Reencuentro con mi hermosa playa nudista y con mi gente de Nudistas Venezolanos

Playa Nudista Venezuela

Reencontrarme nuevamente con mi hermosa playa nudista y con mi gente de Nudistas Venezolanos, hizo que florecieran mis emociones de alegría, buena energía y felicidad. Más aún conocer nuevos miembros que, además, son muy jóvenes y comparten nuestra filosofía naturista de manera categórica y respetuosa.

Los nuevos miembros de la organización son excelentes personas, disfrutaron a plenitud de las maravillas naturales que brinda nuestra playa y, además, compartieron con todos momentos extraordinarios donde abordó la felicidad.

Nuestro equipo de lancheros, con la cordialidad que los caracteriza, navegó con sabiduría sobre el inmenso mar, mientras nosotros disfrutábamos del hermoso paisaje de la costa.

Al arribar a la playa, acto seguido, fue deslastrar completamente toda vestidura que cubriera mi cuerpo y alma, estar al desnudo fue sentirme en libertad plena ante tanta belleza. Mi espíritu saltaba de emoción y la sonrisa en mi rostro dibujaba la felicidad que reinaba en todo mi ser.

El mar estuvo generoso y mostró su belleza transparente, desde el fondo hasta la orilla, donde las olas sutilmente besan la arena. Nadar sobre las olas y a través de ellas, es una sensación de frescura que nos hace sentir jóvenes.

Puntualmente llegó el pescadito frito, que muchos anhelábamos, y surgió un silencio de voces mientras comíamos, la melodía del mar fue el fondo musical del ambiente.

Al atardecer despedimos a nuestros valiosos amigos, que solamente fueron por un día y con felicidad salieron de la playa en perfecta armonía.

Mientras tanto nuestro Amigo Fernando armaba una gran fogata, instalamos cerca de ella la mesa de reunión, donde todos disfrutamos de la bebida espirituosa que une a la gente maravillosa: “El Astronauta”, en honor a nuestra amiga Giuly. Gracias a ella tenemos el secreto de la “UNIÓN FAMILIAR”.

Todos compartimos y cantamos, tuvimos una “degustación” de melodías líricas. Pues gracias a Gustavo y su novia, Luisa, disfrutamos de sus espectaculares voces, que alegraron nuestras almas y motivaron al resto a unirse al canto.

Llegó la noche y, entre el calor de la fogata y la frescura de la brisa marina, nos deleitamos con el brillo de las estrellas y la ligereza de la luna realmente espectacular… al pasar las horas todos con felicidad fuimos a abrazar a nuestro amigo Morfeo, para tener dulces sueños.

Al amanecer, después de saludarnos con mucho afecto, la mayoría recogieron las carpas para dejar todo listo, y nos dedicamos a compartir del mega desayuno. Entre panquecas, hallaquitas de maíz dulce, pancito, queso guayanés, la respectiva vitamina “CH” de Morris, cafecito en greca, carne, fondiú de chocolate con fresas, etc., nuestras barriguitas quedaron felices y contentas. Realmente un desayuno familiar.

Luego nos entregamos a disfrutar del tiempo en la playa y, al llegar puntualmente nuestros amigos lancheros, con nostalgia nos despedimos de nuestro mar y con la armonía de haber vivido, una vez más, la experiencia del nudismo en perfecta felicidad.

Quiero agradecer a los Coordinadores y especialmente a Jossept, que puso todo su empeño para que todo saliera bien… y así fue un extraordinario paseo con personas encantadoras.

Doy Gracias a Dios por estos momentos y por darme la oportunidad de pertenecer a esta prestigiosa Organización.

Cariños,  Leudith.

Mi Experiencia en la Playa con Nudistas Venezolanos

Nunca sé cómo empezar y con cual adjetivo describir estos maravillosos encuentros, no sólo por la belleza de la naturaleza sino por los excelentes amigos que hemos ido haciendo en cada paseo.

Este, como todos los anteriores, fue maravilloso: el clima estuvo espectacular, con un mar que se enaltecía por su color azul y verde, mostrando su transparencia y su grandeza con el reventar de las crestas en la orilla, que se agitaba al compás de la brisa y su agua cristalina.

El sábado, emocionante y movido, como siempre, nos dio los buenos días acompañado de un sol maravilloso y de un cielo completamente despejado, listo para reencontrar con alegría a todos los amigos que asistieron al paseo. Ya llegado al medía día, compartimos un pescado frito, que te hace añorarlo cuando regresas a casa.

Sentarme a mirar el horizonte, me dejaba un espectáculo de colores y me hacía sentir como en un estado de meditación donde se fundía mi respiración con un rato de paz.

Mi Experiencia en la Playa con Nudistas Venezolanos

Al caer la tarde, la despedida de los que se iban entre risas y abrazos porque no los quieres dejar ir, sumado a los comentarios de arrepentimiento porque deben volver a sus rutinas, y dejar atrás ese bienestar que nos llena.

Aunque muchos debieron regresar el mismo día, nos quedamos alrededor de 14 carpas bien distribuidas. La buena vibra nos llevó la noche y la playa se vistió del calor de las fogatas. Entre cantos y música amenizada por el sonido maravilloso de una guitarra con toques andaluces, de nuestro amigo Juan Carlos, y la acostumbrada iluminación decorativa de Jhonnie Team, nos sentamos alrededor de las mesas campaneando un maravilloso traguito y descorchando un sabroso vino.

Así estuvimos hasta entrada la madrugada, cuando ya cansados de tanta risa y alegría, todos fueron a darle las buenas noches a la almohada.

Yo me quedé sola un rato más, recostada en una silla y embelesada con las estrellas en su cielo bañado de oscuridad y tranquilidad. Es cuando dejas volar, no solo los pensamientos, sino también le abres paso a los sentimientos, uniéndome en uno solo con el sonar de las olas y el vaivén de la brisa, para acurrucarme después en un profundo sueño.

El domingo arrancó muy temprano con un sol esplendoroso y las tertulias de los mañaneros, todos arriba a preparar el desayuno para compartirlo con alegría.

La acostumbrada parrilla de chorizos y unos bollitos de pimentón de Morris, y Carmen ofreciendo el cafecito caliente y haciendo las arepas, que te remontan a los recuerdos de cuando eras un niño consentido.

Junto a los lancheros, quienes estuvieron sentados en nuestras mesas disfrutando de los manjares, formamos una familia espectacular

Al final llegó el momento de recoger nuestras carpas para la partida, no hay cabida para la tristeza, sólo para la alegría y hermandad. Todos colaboran para dejar nuestra playa limpia y, con mucho pesar, nos vestimos para zarpar de regreso.

No sé porqué, siempre soy la última en vestirme, pero me he dado cuenta que, al hacerlo, es como si me estuviera despojando de mi vestidura interna, dándole paso a un ser que no soy yo.

La salida fue un poco tempestuosa, por la agitación del mar la mañana del domingo. Pero, con mucha destreza y determinación, nuestros lancheros y sus marineros nos llevaron a puerto sanos y salvos, donde celebramos una vez más la alegría de vivir y compartir.

 

Me despido con el eslogan de nuestra organización,

 

¡¡ Nos Vemos Desnudos en la Playa !!

 

Any Tangerino.

 

Desnudos y Unidos por la Paz en Venezuela

Desnudos y Unidos por la Paz en Venezuela

 

Estamos viviendo uno de los momentos más tristes de la historia contemporánea de nuestro país, la división y el odio se están apoderando de todos.

En medio de esta situación, algunos miembros de Nudistas Venezolanos y el fotógrafo Guillermo “Koki” Torres decidimos reunirnos en el Cerro El Volcán, en La Unión, Municipio El Hatillo, para realizar las fotos que acompañan a este artículo, las cuales luego fueron publicadas en las redes sociales bajo el título “Desnudos y Unidos por la Paz en Venezuela”.

Muchas personas nos preguntan, ¿Qué nos motivó en participar?

La respuesta es muy sencilla: ¡¡ El orgullo de ser venezolanos !!

Nuestra organización sintió la necesidad de manifestar y dar a conocer que, a través de nuestra actividad, podemos despojarnos de esos clichés socio-políticos y demostrar que en la DESNUDEZ todos somos iguales.

Es como volver al origen de lo natural, liberándonos de los factores que han provocado esta realidad, para demostrar que los venezolanos podemos vivir y compartir como hermanos, más allá de nuestras preferencias y diversidad de pensamientos.

La clave de todo es el RESPETO, en todo los sentidos.

Estas fotos son un pequeño aporte que hacemos a nuestra Venezuela. Su objetivo es reflexionar sobre el hecho de que SI es posible conseguir la PAZ y la FELICIDAD que tradicionalmente han caracterizado a nuestro país. Que debajo de este cielo y de nuestra bandera, cabemos todos.

Debemos DESNUDARNOS, de cuerpo y ALMA, para lograr la tolerancia que nos llevará a la verdadera PAZ, venciendo los miedos que todos sentimos.

Es tiempo de abrazarnos como hermanos y expulsar la violencia de nuestros corazones.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

——–

ACTUALIZACIÓN:

Como se observa en la siguiente captura de pantalla, el día 19/03/2014 Facebook censuró varias de las fotos de #DesnudosPorLaPazEnVenezuela

Facebook censura desnudos por la paz

 

¿Qué puedo decir yo de este paseo?

Paseo en playa nudista en Venezuela

Para mí es la entrega completa a la relajación y la paz. No sólo disfrutando de nuestra maravillosa naturaleza, sino también de la compañía sincera de quienes asistieron. Aunque no fuimos muchos, somos concentrados.

Para mí fue toda una aventura. Empezando que baje desde Caracas en taxi y que Chuspa nos recibió con tremendo palo de agua, asustándonos que no mejorara el tiempo. Además sólo estábamos la flaca Eve y yo.

No nos achicopalamos y nos fuimos solas a disfrutar nuestro fin a la playa. Armamos nuestra carpa-mansión y nos tiramos a beber y a hablar pajita en la arena, donde nos agarró una hermosa noche clarita. Sin luz, sólo teníamos como compañeras a las estrellas.

El sábado estuvo divino, con un sol resplandeciente y la compañía de más integrantes del grupo. Mil disculpas por no poner los nombres, pero igual lo pasamos divino, compartiendo alrededor de una hermosa fogata y oyendo a la cantante con una voz preciosa.

El domingo tempranito a recoger, con todo el dolor de mi alma, ya que me cuesta horrores tener que vestirme jajaja. Pero Eve tenía su vuelo a Maracaibo las 4 y debíamos regresar.

Nos despedimos entre besos y abrazos, y zarpamos rumbo a Chuspa. Nos tocó ir hasta el aeropuerto en un camión jajaja, porque el taxi nos embarcó.

Pero no importa, llevaba dentro de mí la alegría de haber disfrutado de un fin de semana maravilloso. No importa como llegue o en qué me regrese, siempre será fantástico.

Por hoy los dejo, con un fuerte abrazo, y espero verlos a todos en el próximo paseo.

Besos y bendiciones,

ANY.

En la Playa Nudista por Primera Vez

En la Playa Nudista por Primera Vez

 

Todo comenzó en un viaje de trabajo a la capital, mi esposa y yo en Caracas por unas dos semanas. Ya sabíamos del grupo, pero la entrevista, por vivir fuera de Caracas, se había vuelto cuesta arriba.

Luego de contactar con el coordinador y hacer la entrevista, lo que resalta la seriedad del equipo, todo indicaba que ir al paseo estaba más cerca. Esa misma semana recibimos la invitación.

No nos fuimos preparados para ir a la playa, pero recordé lo que una amiga siempre me dice: las oportunidades son como un sombrero que arrastra el viento, si pasan por tu frente y no los tomas, tal vez nunca vuelvan a pasar.

Nos fuimos de una y compramos una sombrilla en descuento, una cava de anime para salvar la patria y el traje de baño no importaba, así que dimos rumbo al viaje. Una hora a antes, para ser los primeros. Las impredecibles colas hicieron de las suyas y, a pesar de llegar al límite de tiempo de salida, lo importante es que llegamos.

Los miedos que teníamos: de mi parte era el miedo escénico, miedo a no poder desnudarme, miedo a cohibirme. Y de la seguridad de parte de mi esposa, dado que no vivimos en Disney, la seguridad siempre es importante tomarla en cuenta.

No sé a ciencia cierta el tiempo que duró, pero más tarde en bajar las cosas de la lancha que en quitarme la ropa. A mi esposa le costó un poco más, pero en media hora ya andábamos cual Adán y Eva, en una hermosa playa venezolana, disfrutando de nuestra desnudez. De la valiosa libertad de la desnudez.

Mi miedo a estar desnudo quedó completamente desarmado. Estar desnudo es lo natural en una playa nudista. Te das cuenta que te sientes incómodo vestido, que lo que quieres es disfrutar de esa naturaleza, completamente libre de complejos y libre de las limitantes que la sociedad impone.

De la seguridad es, como me dijo unos de los integrantes del grupo que asistía a su segundo paseo, “mi pana esto es paz, tranquilidad y exclusividad”. Las mejores palabras, definitivamente, para describir el nivel en el que estás en ese lugar. El ambiente familiar que se respira te hace se sentir tan a gusto, que definitivamente quieres volver a vivirlo.

Si mañana me tocara dar unas declaraciones a algún medio sobre mi experiencia, lo describiría así: Mi primer paseo a una playa nudista lo hice en compañía de un grupo exclusivo de personas, full amables, pertenecientes a la Organización Nudistas Venezolanos.

Estoy totalmente satisfecho de haber vivido ésta experiencia que ha transformado o, mejor dicho, ha eliminado nuestras ataduras sociales impuestas desde niños. Ahora nos sentimos completamente parte del grupo, bueno realmente no del grupo, sino de la familia de Nudistas Venezolanos.

Aunque somos de Oriente y el camino es largo, siempre es bueno visitar a la familia, y más cuando ves tanta buena vibra y almas desnudas, dispuestas a compartir la belleza de la naturaleza, mirando a los ojos en un ambiente de paz y seguridad.

Sencillamente algo exclusivo para los que se atreven a vivir la experiencia del nudismo, aquí mismo en Venezuela.

 

Alexander V.

10 años encuera’os

Lo que seguro no será el titular del día en Venezuela, es el décimo aniversario de la Organización Nudistas Venezolanos.

Y es que en el año 2003, justo 8 meses después de la emisión del decreto que creó a CADIVI, un grupo de parejas y familias venezolanas se atrevieron a disfrutar de las costas de nuestro país “al natural”, y así nació la organización, creando un concepto totalmente contrario a un CADIVI, no solo por estar más ligado a la Libertad que a la Represión, sino también por ser un ejemplo de eficiencia organizativa.

Nudistas Venezolanos cumple 10 años

10 años después, es un referente del disfrute familiar, pionera del nudismo naturismo en Venezuela y con valores entre los que se encuentran, el amor, el respeto y la aceptación hacia uno mismo, hacia los demás y hacia el medio ambiente.

Tan positiva ha sido esta primera década para la organización, que el pueblo de Chuspa, en cuyas playas normalmente se realizan los paseos familiares, ha aceptado como parte de su cultura al grupo nudista, creando lazos de colaboración conjunta en lo que a mantenimiento de las playas se refiere.

Las visitas a Chuspa para todos los integrantes comenzaron el 30 de septiembre de 2006, justo en mi primer paseo nudista. En esa oportunidad mi esposa, una de nuestras mejores amigas y yo, decidimos asistir a nuestro primer paseo, cargados de pocos paradigmas y de mucha emoción.

Al llegar al punto de encuentro, identificamos a Antonio, nuestro primer contacto con el grupo, pues fue el coordinador que nos entrevistó. Nos presentó a una docena de personas (ese era el tamaño aproximado del grupo en aquel entonces) y luego partimos para el embarcadero del pueblo de Chuspa. Nuestro primer destino “Playa Capino”.

En resumen un paraíso anclado en las costas fronterizas entre Vargas y Miranda, una playa pequeña en forma de bahía con arenas blancas de canto rodado (algo incómodo para las nalgas, si no tenías silla o toalla) y un mar de un inigualable azul profundo. Justo unos metros detrás de la playa, una densa flora al estilo de bosque litoral.

El veredicto de nuestra primera experiencia nudista en grupo: Éxito total. Regresamos a Caracas llenos de energía, nuevos amigos y recuerdos, y a la vez vacíos de estrés, tabúes y prejuicios.

Debido a las dificultades de acceso a las playas por temas de oleaje, y gracias a la orientación de los lancheros del pueblo, durante estos 7 años de playas chuspeñas, fuimos conociendo nuevos destinos, entre ellos la que se convirtió en bastión del nudismo en Venezuela, la hermosa playa de Monomanso.

A la fecha han sido más de mil las personas que se han unido, al menos por una vez, a la experiencia, llegando a tener paseos de más de cien personas, desde recién nacidos hasta abuelos. Familias completas, parejas y solter@s.

Mensualmente los coordinadores se esfuerzan además de la organización general de los paseos, por preparar actividades recreativas o paseos temáticos, y así darle un toque aún más familiar a la experiencia nudista, pues para muchos es, además de un fin de semana playero, una fiesta con amigos.

Eventos ecológicos como el día de las playas, celebraciones periódicas como el halloween o carnaval, días de las madres, padres, niños y la tradicional fiesta navideña, son apenas algunas de las actividades que suelen organizar los coordinadores y colaboradores.

Aún cuando mi esposa y yo somos más del tipo “día-de-playa-relax-tipo-morsa”, admiramos el tesón de las personas que se encargan de apartar parte importante de su tiempo, para mantener la permanencia saludable del grupo.

La verdad es que yo, desde la adolescencia, me he quitado la ropa en la playa cuando he tenido oportunidad. Cuando la playa suele estar sola, por temporada baja o de noche, pues la sensación del agua en contacto directo con todo mi cuerpo es algo relajante y liberador. Así que este grupo ha representado, para mí, una opción de hacer lo que me gusta sin tener que depender de tantas condiciones.

Lamentablemente, debido al trabajo y compromisos, no siempre podemos acudir a los paseos mensuales. Lo positivo de eso es que siempre somos recibidos como nuevos, o con mucho cariño por el tiempo transcurrido.

Tanto he querido que mis amigos y familia sepan de la experiencia, que a la fecha ya han asistido mi mamá, mi suegra, una de mis cuñadas, tres de nuestros mejores amigos y nuestra compañera de muchos paseos, nuestra sobrina.

Si me hicieran una entrevista en la que me pidieran describir mi experiencia nudista en tres palabras, serían: Relax, Confianza y Seguridad.

Pero si el entrevistador fuera más exigente y me pidiera una sola palabra que reuniera toda mi vivencia, obviamente sería una de las palabras más hermosas del mundo: LIBERTAD.

Marcox Silva.

Tomado de No es Noticia en Venezuela.

Día del Niño en Nudistas Venezolanos

Día del Niño en Nudistas Venezolanos

 

Para Nudistas Venezolanos es muy importante la participación de toda la familia. Especialmente de los niños, quienes son los reyes de la familia, los que la mantienen unida, su razón de ser.

Una playa limpia y segura es el sitio ideal para los niños: Además de la acampada, que es para ellos toda una aventura, pueden jugar con la arena, correr las olas, reunir conchas, caracoles y cangrejos y un realizar sin fin de actividades, sin necesidad de que sus padres deban intervenir constantemente.

Sin embargo, como queremos ofrecerles aún mas, con frecuencia organizamos actividades dirigidas al entretenimiento infantil.

Muy especialmente, todos los años, reservamos uno de los paseos del mes de julio para la celebración del Día del Niño, que en Venezuela se celebra el 3er domingo de julio.

Algunas de las actividades infantiles que hemos organizado, a veces nosotros mismos, otras gracias a la colaboración de personal y empresas especializadas en la recreación infantil, son:

  • Pintado artesanal de franelas.
  • Piñatas infantiles.
  • Pintacaritas.
  • Talleres de creatividad.
  • Fiestas de disfraces.
  • Cama elástica.
  • Partidos de fútbol y voleibol.
  • Banana y otros juegos acuáticos.
  • Carreras de sacos, juego de la soga, pisa y corre con la cucharita y el huevo, etc.
  • Celebración de cumpleaños.
  • Talleres de teatro infantil.
  • San Nicolás llega en peñero y reparte regalos en la playa todas las navidades.
  • Competencia de correr olas.
  • Taller de pesca (fracasado, en lugar de pescado cenamos carne).

Si deseas que tus hijos puedan disfrutar, junto a muchos otros, de una hermosa playa, en un ambiente de libertad y seguridad, ¡Regístrate en la web de Nudistas Venezolanos!

En Nudistas Venezolanos, todos los días, son El Día del Niño.